Campo Diario – La falta de lluvias en Chaco se convirtió en un drama y las pérdidas ganaderas son incalculables